17 mayo, 2018

Historia de Vida

[nivoslider id=”973″]

Sheili Yessica María Maldonado Ramírez


Tiene 25 años y es la primera de tres hermanos, desde que tenía dos años su madre se quedó sola porque su padre les abandonó, su madre sola sacó adelante a sus hijos y para Sheili se convirtió en su ejemplo a seguir.

Le gusta tejer y participar en sus tiempos libres. Su comunidad se llama Caserío Cementerio de la Aldea Polajá del Municipio de San Ildefonso Ixtahuacán, donde sueña impulsar una casa de la cultura para que los jóvenes tengan un espacio para compartir.

Su madre adquirió conocimientos sobre las plantas medicinales y es comadrona, con esta labor  le posibilitó los estudios de nivel básico para que luego con su propio esfuerzo estudiar el Bachillerato en Ciencias y Letras en plan fin de semana.

La dinámica de trabajo para auto sostenerse fue determinante para pensar en que eran las mismas necesidades y dificultades de los jóvenes de su comunidad,  que como ella les toca vivir. Al compartir con otros jóvenes se entera sobre los proyecto que trabaja la Asociación Pop No’j y encuentra un espacio de participación y se involucra para poder cambiar la situación de los jóvenes, comenta:

“Allí aprendí mucho y me motivé para poder seguir en este año 2017 porque en el año 2016 con mis compañeros y compañeras de Ixtahuacán planificamos actividades para prevenir la violencia que afecta a los jóvenes, como ir buscando espacios de participación y decisión porque nos dimos cuenta que en mi comunidad no hay participación de las mujeres, y que el medio ambiente se está contaminando con nuestras malas prácticas. Desde que participé en Pop No’j me interesaron diversos temas, por eso me involucré en el Movimiento Ambiental Copalero que trabaja temas del medio ambiente, poniendo en práctica lo que aprendo en Pop No’j en mi grupo y en mi casa, allí por ejemplo procuramos no utilizar bolsas y las botellas o botes que utilizamos las reciclamos ampliando nuestro jardín, además trato de compartir con otras personas en réplicas por ejemplo, que en mi caso lo hice en mi comunidad con un grupo de niños. También tuve la oportunidad de participar en el Foro de ICCO donde conocí y aprendí de jóvenes de otros departamentos. Me sensibilizó mucho los talleres, por eso busqué participar en el COCODE de mi comunidad, actualmente soy secretaria del alcalde auxiliar y nuestra función es atender y resolver problemas de la comunidad”.